Principal
Arriba
¿Para qué tenerlos?
Tipos de SL
Señales de sueños
Aumentar la lucidez
Meditación para WILD
¿Peligros?
Control de sueños
Cosas interesantes

 

¿Peligros?

Me gustaría decir, como lo hacen casi todas las publicaciones que hablan sobre el tema, que la práctica frecuente de sueños lúcidos no tiene ninguna contraindicación u efecto adverso. Pero mi experiencia me indica que -si bien no se trata de nada demasiado grave- hay ciertos riesgos de los que hay que estar concientes para su buen manejo:

bulletUsar los sueños como un refugio

El espectacular abanico de posibilidades que se nos abre en los sueños lúcidos puede funcionar como una droga que nos haga dar menos importancia a las frustraciones de la vida real. "¿Que me importa fracasar aquí si en mis sueños soy tan exitoso como desee?"

Algunas personas, se me ocurre, pueden dormir largas siestas, o incluso desear que llegue la noche e ir a dormir temprano para entrar en este estado en el que tienen control de la situación, dejando de lado lo más importante: La vida real.

 

bullet Perder estabilidad mental

Esto sólo puede ocurrirle a aquellos que  tienen cierta predisposición a la locura. La vivencia de experiencias demasiado realistas pueden hacer que algunos confundan la realidad con la ficción. Esto desde ya no representa riesgo alguno para el común de la gente, ya que se trata de estados de conciencia muy distintos y fácilmente reconocibles por la mente sana.

 

bulletOír voces amenazantes

Es relativamente frecuente que en medio de nuestro sueño lúcido oigamos una voz, o nos encontremos con un personaje onírico que que nos diga cosas como:

 "Aquí sólo llegan los elegidos y tu no has sido invitado. Más vale que si vuelves sepas para qué lo haces, porque si sigues haciendo tonterías como volar o hacer desaparecer cositas, puede ser muy peligroso para ti. Es una advertencia!!"

Personalmente he sido escarmentada por este tipo de mensajes más de una vez, sobre todo en WILDS. A pesar de todo aquí estoy, persistiendo. Porque creo que se trata simplemente de voces generadas por nuestro inconsciente, que nos quiere poner a prueba, y guiarnos sobre qué deseamos hacer de nuestros sueños lúcidos. Con sueños de "escuela nocturna", por ejemplo, jamás me ha sucedido algo así.

 

bulletMolestar a la familia

Si tenemos nuestra atención enfocada en los sueños lúcidos podemos tener problemas con la gente que nos rodea, sobre todo en horas de la noche y de la mañana. Si alguien nos interrumpe mientras estamos intentando recordar un sueño, nos despierta en medio de un sueño lúcido o nos distrae cuando estamos penetrando en un WILD o un MILD podemos enojarnos mucho, sin que en realidad la persona haya hecho nada malo. Sin ir tan lejos podemos no prestarles atención mientras nos hablan por no "perder" el recuerdo de nuestro último sueño.

Puede aburrirles el tema o desconfiar de él, si queremos contarles nuestras experiencias, mientras que si no lo hacemos sentimos que están alejados de una importante faceta de nuestras vidas. 

Además, al profundizar en estas prácticas los sueños se hacen más vívidos. Por eso podemos hablar por las noches, emitir sonidos, despertarnos sobresaltados, lo cual puede molestar a nuestro compañero de cama.

Por lo tanto, si uno va a abocarse a esto, es importante poner las cosas en su lugar: en primer término la familia.

 

bulletNo descansar bien

Por último, la mente necesita descansar, y los sueños REM normales cumplen una función muy importante en este descanso. Si dedicamos todos nuestros sueños a explorar las fronteras de la conciencia, podemos sentirnos muy cansados y hacernos daño a largo plazo. Por tal motivo recomiendo no tener sueños lúcidos todos los días, o si lo hacemos, tener sueños lúcidos tranquilos y amenos que requieran poca concentración, y dejar los "ejercicios difíciles" para una o dos veces por semana.

 

 

Siguiente --->Control de sueños ¿Somos omnipotentes?

 

 

 

 

¿Te interesan los temas tratados en esta página?

¡¡No dejes de conocer mi Portal sobre Sueños Lúcidos!!

www.suenoslucidos.com.ar

 

Principal Arriba